Linaje de la Sangha Diamante, Buenos Aires Argentina

Poesía | Gathas

Al levantarme por la mañana,
hago votos con todos los seres
de estar dispuesto para captar las chispas del dharma
que vienen de las flores, los niños o los pájaros.

Al tocar una campana en el templo,
hago votos con todos los seres
de sonar a verdad en todo momento:
suave, constante y claro.

Cuando me inclino al final de zazen,
hago votos con todos los seres
de practicar esta delicadeza íntima
con la familia, con los amigos y conmigo mismo.

Cuando otros muestran ira y malicia,
hago votos con todos los seres
de escuchar la verdad que hay en el mensaje,
sin hacer caso de la forma en que se dice.

Cuando se acerque mi muerte inminente,
hago votos con todos los seres
De estar en armonía con el proceso natural,
En paz con lo que venga.

Cuando mis esfuerzos sean claramente superados,
hago votos con todos los seres
de afrontar mis limitaciones
y dar a luz mi yo original.

Cuando algo se rompe mientras trabajo,
hago votos con todos los seres
de usar la energía que brota de la pena
y recoger los pedazos con cuidado.

Del “El dragón que nunca duerme” de Robert Aitken Roshi, libro traducido y editado por Viento del Sur Ediciones.

Al levantarme por la mañana,
hago votos con todos los seres
de estar dispuesto para captar las chispas del dharma
que vienen de las flores, los niños o los pájaros.

Al tocar una campana en el templo,
hago votos con todos los seres
de sonar a verdad en todo momento:
suave, constante y claro.

Cuando me inclino al final de zazen,
hago votos con todos los seres
de practicar esta delicadeza íntima
con la familia, con los amigos y conmigo mismo.

Cuando otros muestran ira y malicia,
hago votos con todos los seres
de escuchar la verdad que hay en el mensaje,
sin hacer caso de la forma en que se dice.

Cuando se acerque mi muerte inminente,
hago votos con todos los seres
De estar en armonía con el proceso natural,
En paz con lo que venga.

Cuando mis esfuerzos sean claramente superados,
hago votos con todos los seres
de afrontar mis limitaciones
y dar a luz mi yo original.

Cuando algo se rompe mientras trabajo,
hago votos con todos los seres
de usar la energía que brota de la pena
y recoger los pedazos con cuidado.

Del artículo: “El dragón que nunca duerme” de Robert Aitken Roshi, en el libro “Lecturas Budistas I”